domingo, 11 de diciembre de 2011

Sin prometer nada...

Definitivamente decir que uno es dueño de su tiempo no es precisamente certero... solo a veces...